Gray E. J Clin Nurs, 2018.

Características del estudio

Estudio consistente en una encuesta realizada a profesionales de enfermería de los tres principales servicios metropolitanos de hospitalización a domicilio (HaD) en Melbourne, Australia. Se utilizó un diseño exploratorio descriptivo y prospectivo.

Objetivos

Entender cómo los profesionales de enfermería de hospitalización a domicilio reconocen y responden ante el deterioro clínico de pacientes que reciben cuidados sanitarios en su domicilio o lugar de residencia habitual. El estudio abordó las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué claves utilizan los profesionales de enfermería de HaD para reconocer el deterioro clínico?
  2. ¿Cuáles son las claves que los profesionales de enfermería de HaD consideran más y menos importantes para reconocer el deterioro clínico?
  3. 3. ¿Qué medidas toman los profesionales de enfermería de HaD si se reconoce el deterioro clínico?

Metodología

Se utilizó una encuesta que contenía preguntas relacionadas con las características de los participantes y 10 escenarios que reflejaban los perfiles comunes de los pacientes de HaD con diferentes grados de deterioro clínico. Cada escenario fue escrito usando un formato consistente que describía los detalles del paciente (edad, género, características de la vivienda, historial médico, fármacos, alergias y condición clínica actual), y una serie de hallazgos de la evaluación clínica (frecuencia respiratoria, saturación de oxígeno, frecuencia cardiaca, tensión arterial, temperatura, nivel de consciencia y escala de dolor).

Todos los participantes fueron empleados como profesionales de enfermería registrados de grado 3B o superior. El grado 3B es la clasificación de los profesionales de enfermería diplomados que trabajan en el programa de HaD y refleja la experiencia y el nivel de conocimientos necesarios para los profesionales de enfermería que ejercen de forma autónoma en el marco del programa de HaD.

Se pidió a los participantes que calificaran la importancia de cada parámetro de signos vitales y de los resultados de la evaluación clínica utilizando una escala de 5 puntos (1 = no importante a 5 = muy importante). Luego se les pidió a los participantes que declararan otras tres características del escenario del paciente que consideraban importantes para reconocer el deterioro clínico. También se pidió a los participantes que, una vez finalizada la visita, designaran la acción más apropiada para cada escenario a partir de una serie de respuestas de opción múltiple. Las acciones abarcaron desde “volver a visitar como estaba previsto sin necesidad de intensificar la atención” hasta “llamar a una ambulancia”.

Resultados

Un total de 47 enfermeras respondieron a las preguntas de la encuesta. Los tres primeros signos vitales considerados como indicadores muy importantes del deterioro clínico en los 10 escenarios fueron: frecuencia del pulso (60,5%, n = 229), puntuación del dolor (60%, n = 227) y frecuencia respiratoria (59,5%, n = 225). Las dos respuestas más comunes a los signos de deterioro clínico fueron: consulta telefónica con el equipo médico tratante (35,1%, n = 133) y revisión urgente presencial en el hospital (25,9%, n = 98).

Comentarios

Se trata de un estudio que evalúa la respuesta clínica del personal de enfermería de HaD en varios escenarios hipotéticos ante el deterioro clínico de los pacientes. Los principales hallazgos fueron que las características del personal de enfermería y los pacientes influyeron en las decisiones de evaluación del personal de enfermería; que los signos utilizados para reconocer el deterioro clínico variaron según el contexto clínico; y que aunque el personal de enfermería de HaD trabajaban de forma autónoma, participaron de manera colaborativa cuando responden al deterioro clínico.

La experiencia y la formación del personal de enfermería para ejercer como profesionales de la hospitalización a domicilio es fundamental para la eficacia del modelo y la seguridad de los pacientes. Se sabe que estos aspectos influyen fuertemente en los juicios clínicos y la toma de decisiones de los profesionales de enfermerías. Además, la formación tiene un impacto directo en los resultados de los pacientes. Numerosos estudios han demostrado que cuando la proporción de profesionales de enfermería preparados aumenta, la mortalidad de los pacientes y los eventos adversos disminuyen.

Por tanto, la formación y la experiencia de los profesionales de enfermería son aspectos clave para garantizar buenos resultados clínicos y de seguridad. Todos los profesionales de enfermería que se dedican a la hospitalización a domicilio deberían recibir una formación específica y ser tutorizados por profesionales con más experiencia antes de enfrentarse de forma autónoma a la toma de decisiones en un entorno incierto como es el domicilio.

El estudio, sin embargo, no refleja una de las principales contribuciones del personal de enfermería a la hospitalización a domicilio como es como es la proximidad y trato humano con el enfermo, base de la confianza y sensación de seguridad de los pacientes, lo cual resulta clave para el buen funcionamiento de cualquier servicio de hospitalización a domicilio.

Enlace: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/jocn.14076.

Referencia: Gray E, Currey J, Considine J. Hospital in the Home nurses’ recognition and response to clinical deterioration. J Clin Nurs. 2018 May;27(9-10):2152-2160