Cai S et al. Am J Manag Care, 2017.

Los estudios de costes sigue siendo uno de los aspectos que despierta más interés cuando se evalúan las ventajas de la hospitalización a domicilio. En un contexto de contención del gasto sanitario y de progresivo encarecimiento de las prestaciones de la atención hospitalaria, las iniciativas que demuestran un ahorro en el consumo de recursos económicos van ganando poco a poco terreno a la forma tradicional de prestación de servicios hospitalarios. Para ello es indispensable, además, que los resultados y la calidad del servicio no se vean comprometidos, y que los usuarios perciban este tipo de servicios con igual o mayor satisfacción.

El estudio de Cai et al. viene a sumar un argumento más a favor del desarrollo de la hospitalización a domicilio y vuelve a poner de manifiesto que un servicio bien planificado y gestionado es garantía de ahorro en la prestación de servicios hospitalarios.

Características del estudio

Diseño: retrospectivo de casos y controles; País: Estados Unidos; Periodo de estudio: septiembre 2010 a junio de 2012; Población de estudio: veteranos con diversas patologías médicas tratados en hospitalización a domicilio.

Objetivos

Objetivo principal: comparar los costes de la hospitalización a domicilio y la hospitalización convencional.

Objetivos secundarios: comparar los reingresos a los 30 y 90 días y la mortalidad a los 30, 90 y 180 días de finalizado el episodio entre hospitalización a domicilio y hospitalización convencional.

Metodología

Variables de estudio. Edad, sexo, patologías crónicas, número de medicamentos prescritos, costes, reingresos, mortalidad.

Criterios de inclusión y exclusión. Se seleccionaros pacientes con patologías médicas en hospitalización a domicilio (insuficiencia cardiaca, EPOC, neumonía, celulitis) que vivieran en su casa y tuvieran uno de los diagnósticos mencionados con criterios de ingreso en hospitalización a domicilio. Los pacientes fueron propuestos para el programa desde consultas ambulatorias y la atención domiciliaria de atención primaria.

Características del modelo de atención domiciliaria. Una vez admitidos en el programa, los veteranos recibieron en el hogar el tratamiento intravenoso necesario, tratamientos respiratorios, pruebas de laboratorio, radiografías y cuidado de heridas. También recibían visitas diarias de enfermería y del médico, según fuera necesario, y tenían acceso las 24 horas a un geriatra de guardia.

Resultados

Se incluyeron 91 pacientes en el grupo de estudio y 322 en el grupo control. La edad media de los pacientes fue de 73 años para los dos grupos de estudio. La estancia media fue de 9.2 días en el grupo de estudio y 6,2 en el grupo control.

El coste promedio de los servicios de hospitalización a domicilio por paciente fue de $5150, y el coste promedio en el grupo control fue de $8339. La diferencia, $3189 (38.2%), fue estadísticamente significativa (P <.01).

Las diferencias en las tasas de reingreso a los 30 y 90 días después del alta no fueron estadísticamente significativas (la tasa de reingreso a 30 días fue del 14,3% para el grupo de estudio y del 12,6% para los comparadores; P = 0,75; la tasa de reingreso a 90 días fue del 16,5% para el grupo de estudio y del 21,4% para los comparadores; P = 0,38). Las tasas de mortalidad a los 30, 90 y 180 días fueron del 6,6%, 11,0% y 13,2%, respectivamente, para los pacientes de hospitalización a domicilio, y del 6,2%, 14,1% y 19,7%, respectivamente, para los comparadores. Estas diferencias no fueron estadísticamente significativas.

Comentarios

Los estudios de costes que comparan la hospitalización a domicilio y la hospitalización convencional no son fáciles de realizar. No solo porque en algunos casos una parte del episodio de hospitalización a domicilio está precedido de una periodo de hospitalización en planta, sino porque una vez que un servicio de hospitalización a domicilio está funcionando (en gran medida con el objetivo de optimizar los recursos) no siempre es posible plantear un estudio aleatorizado en el que un grupo de pacientes potencialmente asumibles para tratamiento en su casa deban quedar hospitalizados como grupo control. Por eso, a veces se recurre a estudios de casos y controles usando como grupo de comparación una población histórica de pacientes ingresados.

Este es el diseño utilizado en el estudio de Cai et al. Uno de los inconvenientes en este tipo de diseños es que en el proceso de emparejamiento de casos y controles puede producirse un sesgo. Siempre hay aspectos en un análisis retrospectivo que no pueden ser tenidos en cuenta a la hora de seleccionar los pacientes del grupo control.

Sin embargo, con independencia de el tipo de diseño (descriptivo, de cohortes, de casos y controles, controlado y aleatorizado), el esquema asistencial (alta precoz o evitación de ingreso), la perspectiva del estudio (nacional, de centro, de unidad, social), el tipo de costes incluidos (directos, indirectos), o si el análisis del coste es bruto o ajustado, la mayoría de estudios resultan favorables a la hospitalización a domicilio con respecto a lo hospitalización convencional, con resultados en salud y satisfacción similares o incluso mejores. Lo que varía es el porcentaje de ahorro, el cual puede estar influenciado por los aspectos comentados, pero también por el modelo asistencial, la planificación del servicio y la eficiencia, mayor o menor, con la que se utilizan los recursos disponibles.

En el estudio realizado por Cai et al. con pacientes tratados en hospitalización a domicilio sin un periodo previo de hospitalización, se observa un ahorro del 38% con respecto a un grupo histórico de pacientes hospitalizados. Esta cifra está en concordancia con la observada en otros estudios, y supone una muestra más de las ventajas de la hospitalización a domicilio para los financiadores de los servicios de salud.

Referencia completa: Cai S, Laurel P, Makinesi R, Marks ML, Kinosian B, Phibbs CS, Intrator O. Evaluation of a Hospital-in-Home Program Implemented Among Veterans. Am J Manag Care. 2017;23(8):482-487. (Enlace – Free full text)